Refrigerantes evaporativos

Refrigerantes evaporativos

{$pageoption_print}

Los aerorrefrigerantes evaporativos de Kelvion aúnan las ventajas de los refrigeradores por aire puros (refrigerantes secos) con los beneficios que aportan los sistemas de refrigeración por agua convencionales. El calor se disipa por convección y evaporación mediante un sistema de tubos aletados.

  • Refrigerantes evaporative
    Refrigerantes evaporative

Se necesita un sistema avanzado de tubos aletados como el de acero galvanizado y resistente a la corrosión desarrollado por GEA para alcanzar la rentabilidad en la refrigeración por aire incluso si la diferencia de temperatura entre el producto enfriado y el aire ambiente no supera los 5 °C.

Al igual que los sistemas de refrigeración seca, los aerorrefrigerantes evaporativos cuentan con un circuito cerrado que lleva el producto a través de los tubos del intercambiador de calor para su refrigeración directa. No se requiere ningún circuito de fluido refrigerante separado (lo que supondría una inversión de capital extra, más costes de energía y nuevos gastos de explotación). Tampoco existen problemas de corrosión, habituales en instalaciones de ciclo abierto.

En condiciones normales de temperatura, este aerorrefrigerante gestiona toda la carga de refrigeración durante la mayor parte del año sin utilizar agua de refrigeración adicional. Únicamente se precisa agua por encima de un valor límite de temperatura del aire establecido normalmente entre 8 °C y 14 °C y especificado durante el diseño de la unidad.

La operación en seco a bajas temperaturas ambiente evita la formación de penacho y los riesgos de congelación al drenarse completamente el agua del sistema durante el periodo invernal.

Dado que la calidad del agua de refrigeración es un parámetro crítico en la refrigeración húmeda, los refrigerantes evaporativos disponen de sistemas de supervisión que permiten una inmediata respuesta a cambios como el aumento de la concentración de sal debido a la evaporación o la formación de algas. El tratamiento del agua se acuerda siempre con el cliente responsable de los contratistas encargados del análisis y tratamiento del agua.

Para evitar la precipitación de carbonato en el lado del aletado, la temperatura de entrada de los refrigerantes evaporativos se limita a 45 °C, mientras que la temperatura constructiva de descarga debe ser al menos 4 °C superior a la temperatura del aire ambiente de bulbo húmedo.

Top
Your browser is out of date. Please update your Browser.
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que el usuario obtenga la mejor experiencia posible mientras esté en él. Al visitarlo, el usuario acepta su uso. Más información