Petróleo y gas

Industria del petróleo y gas

Sin el Factor HX no habría producción ni abastecimiento de energía

{$pageoption_print}

Las demandas energéticas globales aún se nutren principalmente de recursos combustibles fósiles como el petróleo y el gas. Esto ocurre a pesar de las inversiones realizadas actualmente en nuevas fuentes de energía de un montante estimado de 674.000 millones de dólares a nivel mundial. Nuestros intercambiadores de calor juegan un papel clave en la extracción, el transporte y el procesamiento efectivos de gas y petróleo.

Producción de petróleo

El petróleo extraído en estado crudo va normalmente mezclado con una gran cantidad de agua. Sin embargo, un requisito importante en todos los procesos de refino es que el crudo debe contener la cantidad mínima posible de agua en el petróleo a procesar. Los intercambiadores de calor de tubos aletados, de carcasa y tubo y de placas de Kelvion son ampliamente utilizados por su eficiencia y diseño compacto para eliminar el agua del petróleo crudo. Después de todo, la disponibilidad de espacio es un bien escaso en las torres de perforación y plataformas “offshore”. En el posterior procesamiento del petróleo crudo, los intercambiadores de calor de tubos aletados enfrían grandes motores y generadores situados en plataformas “offshore”. Más adelante en el proceso, las refinerías hacen un amplio uso de intercambiadores de calor de tubos aletados para refrigerar los productos de destilación. En la extracción de gas, estos intercambiadores de calor vuelven a utilizarse nuevamente en la licuefacción, mientras que los intercambiadores de calor de placas realizan tareas de limpieza y refrigeración. Considerando las duras condiciones en las que tiene lugar la extracción del petróleo y el gas, tanto en tierra como en el mar, el control de clima HVAC de alto rendimiento mediante equipos de tratamiento de aire de Kelvion realizan una contribución impagable en las estancias destinadas al personal.

Transporte del gas

La licuefacción de gas es una alternativa eficaz a los gasoductos con fines de transporte y almacenamiento. El gas natural licuado (GNL) tiene solo una pequeña fracción del volumen del gas original antes de la licuefacción. Los sistemas suministrados por Kelvion incluyen los intercambiadores de calor de placas necesarios para los procesos de licuefacción y regasificación. Tanto en tierra como a bordo de un barco, estos equipos garantizan una compresión, refrigeración y regasificación de la carga de GNL sin problemas. Para el transporte de gas en buques especiales (gaseros), los sistemas de refrigeración seca de Kelvion brindan un soporte eficaz para la licuefacción del gas natural.

Si se utiliza un gasoducto para el transporte de gas, este se comprime en estaciones compresoras. Los intercambiadores de calor de carcasa y tubo y de tubos aletados de Kelvion proporcionan refrigeración fiable para dichas aplicaciones. Los filtros de aire de proceso de Kelvion garantizan que el aire de entrada no contenga partículas indeseables.

Operaciones en refinerías y procesamiento posterior

Una de las etapas de procesamiento más importantes de una refinería es el craqueo. Este procedimiento consiste en romper largas cadenas de hidrocarburos para conseguir otras más pequeñas. El craqueo es necesario porque el mercado demanda más hidrocarburos de cadena corta que los contenidos en el crudo, por ejemplo gasolina, gasóleo y fueloil ligero. Por otra parte, las aplicaciones de los hidrocarburos de cadena larga (caso del fueloil pesado) son cada vez más infrecuentes. El craqueo se realiza mediante dos técnicas: térmica y catalítica. Los intercambiadores de calor de carcasa y tubo y de tubos aletados de Kelvion posibilitan el fiable y necesario intercambio de calor.

Los intercambiadores de calor de placas se utilizan en plantas petroquímicas como precalentadores de aire recuperativos para procesos de combustión. Los intercambiadores de calor soldados, soldados por soldadura fuerte y de carcasa y tubo –concebidos para aplicaciones de alta presión y, en general, para duras condiciones ambientales– se utilizan como evaporadores y condensadores, además de aguas abajo con fines de destilación en el procesamiento del petróleo y el gas. Además, estos intercambiadores de placas de Kelvion tienen un papel importante en la absorción con aminas. Este proceso químico se utiliza frecuentemente para separar el dióxido de carbono, el sulfuro de hidrógeno y otros gases ácidos de las mezclas de gases. Una finalidad de la absorción con aminas es evitar que estas sustancias accedan al ambiente durante la operación de las plantas petroquímicas y las refinerías, el procesamiento del gas natural y como resultado de los procesos de combustión.

Las plantas de separación de aire se utilizan en gran medida para obtener oxígeno gaseoso y líquido, nitrógeno y gases nobles (inertes), para lo que se requieren temperaturas extremadamente bajas. Para este proceso Kelvion puede configurar compactos intercambiadores de calor de tubos aletados e intercambiadores de calor de carcasa y tubo.

Almacenamiento

En muchas ocasiones, los tanques de almacenamiento de combustible y otras sustancias están provistos de gases inertes protectores. No obstante, con el paso del tiempo las sustancias almacenadas contaminan estos gases inertes. A fin de evitar la emisión de contaminantes al medio ambiente se utilizan desublimadores de Kelvion para la separación térmica de las sustancias.

Suministro y eliminación de agua

Los procesos de producción llevados a cabo en las refinerías y sus industrias transformadoras conllevan un consumo de grandes cantidades de agua. Para el tratamiento del agua potable y redes de saneamiento, Kelvion ofrece soluciones para procesos de sedimentación, esto es, la eliminación de sólidos presentes en el agua. Los sistemas de lecho fijo de Kelvion, caso de los filtros de percolación y los reactores híbridos, o los lechos móviles, se utilizan para el tratamiento biológico de aguas residuales.

A día de hoy los combustibles fósiles satisfacen el hambre de energía de la civilización humana moderna. Los seres humanos y sus tecnologías destinan enormes recursos a la extracción, transporte y almacenamiento de combustibles, para finalmente procesarlos a la espera de ser utilizados. La tecnología de transferencia de calor de Kelvion posibilita una mayor eficiencia en la cadena de valor añadido, lo que a su vez contribuye a una utilización más eficiente de las materias primas.

Top
Your browser is out of date. Please update your Browser.
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que el usuario obtenga la mejor experiencia posible mientras esté en él. Al visitarlo, el usuario acepta su uso. Más información