Industria Alimentaria

Industria Alimentaria

¿Qué Comeríamos y beberíamos sin los intercambiadores de calor?

{$pageoption_print}

La población del mundo crece, y los ingresos privados van incrementándose, especialmente en los países emergentes. Aumenta la demanda de bebidas y alimentos frescos y procesados, y consecuentemente también lo hace la tecnología de procesos necesaria para producirlos. En la actualidad, más de la mitad de la población mundial vive en un pueblo o una ciudad, y la megatendencia urbana sigue en alza. Según las Naciones Unidas, dos tercios de la población de 9.000 millones de personas prevista para 2050 vivirán en zonas urbanas. Los alimentos y bebidas procesados por fabricantes de marca, empaquetados para satisfacer las necesidades de los consumidores, gozan de una demanda equiparable a la de los productos frescos: especialmente entre los consumidores urbanos. Encontrará intercambiadores de calor en todos los puntos tecnológicos clave del viaje de estos productos para llegar a su consumidor.

Alimentos frescos

Las verduras, frutas y otros productos recién cosechados deben llegar al consumidor frescos y crujientes sin importar la distancia que deban recorrer en su transporte. La refrigeración es pues esencial, pero en sí no basta, dado que además debe evitarse que los productos pierdan líquidos y vitaminas. Los intercambiadores de calor de tubos aletados de Kelvion establecen nuevos niveles en cuanto a eficiencia energética, aportación de aire y eficacia. Estos son aspectos esenciales para los operadores de las instalaciones, no en vano los centro de distribución de alimentos, almacenes, naves de producción y supermercados requieren una enorme potencia de refrigeración. Los técnicos de Kelvion trabajan incansablemente en la búsqueda de la sostenibilidad de sus productos a través de la optimización del diseño de los tubos aletados para obtener menores pérdidas de presión y reducir el consumo energético de los ventiladores, del aumento de los intervalos de descongelación o simplemente de una instalación y servicio más sencillos para el usuario. La higiene y la resistencia a la corrosión quedan garantizadas mediante la selección eficaz de materiales y revestimientos: en mataderos, centros de transformación de pescado, mercados agrícolas y puestos de restauración de estadios deportivos.

Conservación de los alimentos

Uno de los factores más relevantes en cuanto a las bebidas y alimentos frescos es su periodo de conservación. Dado que los microorganismos estropean la comida, la pasteurización de la leche y de otros productos lácteos es el método de elección para aumentar su vida útil. En la pasteurización estos productos se calientan para inmediatamente después someterlos a enfriamiento. Otras bebidas como el vino, los zumos de frutas y la cerveza se pasteurizan con frecuencia, o bien se fabrican a partir de constituyentes pasteurizados. Un breve proceso de calentamiento combinado con la pasteurización permite aumentar la vida útil de los productos ácidos con bajo pH, lo que hace innecesaria la refrigeración durante el almacenamiento. Este grupo de alimentos y bebidas incluye muchos tipos de zumos de frutas y verduras, mermeladas, refrescos y bebidas energéticas. Los intercambiadores de calor de placas de Kelvion resultan excelentes para estos procesos de transformación suaves.

Las principales ventajas de los intercambiadores de calor de placas son su flexibilidad y rentabilidad. Además de los equipos de pasteurización, estos sistemas se utilizan de manera extensiva en la industria de la alimentación y bebidas para enfriar, precalentar o calentar productos (por ejemplo, en procesos de maceración, en producción de zumos y aceites para cocinar, en la industria azucarera y en el sector de la restauración). Kelvion ofrece a sus clientes intercambiadores de calor eficaces para prácticamente cualquier proceso. Asimismo, Kelvion ha desarrollado un procedimiento de ensayo para detección de fugas que permite comprobar en muy poco tiempo la estanqueidad de los intercambiadores de calor.

En zonas críticas, los filtros de aire de Kelvion garantizan un suministro de aire microbiológicamente puro.

Higiene y deshumidificación

Los intercambiadores de calor soldados o soldados por soldadura fuerte se utilizan para calentar vapor o medios o con fines de limpieza y desinfección. Estos sistemas están concebidos para funcionar con altas presiones de trabajo. Kelvion ofrece sus intercambiadores de carcasa y tubo para sistemas de vapor.

El sector de los productos alimenticios y de las bebidas requiere aire en unas condiciones higiénicas muy rigurosas; en ocasiones, con una refrigeración efectiva que permita un procesamiento óptimo de alimentos perecederos. Un buen ejemplo de lo anterior son las fábricas de elaboración de productos cárnicos; las unidades de tratamiento de aire de Kelvion enfrían las salas de manipulación hasta aproximadamente 0 °C para que las piezas de carne se envasen frescas. Este proceso de enfriamiento destruye los microorganismos presentes en el suministro de aire, aportando beneficios complementarios en términos de productividad y conservación. Gracias a la reducción de la concentración de microorganismos, ya no es necesario limpiar en húmedo las líneas de producción con la misma frecuencia y los tiempos de actividad de la maquinaria aumentan hasta un 20 %.

En algunos procesos alimentarios (por ejemplo, la transformación de pescado y la producción de queso), la deshumidificación del aire resulta absolutamente esencial. En los baños de salmuera utilizados en queserías, la tecnología y competencias de Kelvion en el control del clima de piscinas climatizadas inhiben la formación de moho y protege los edificios contra los daños de la humedad.

Polvos y granos

Los intercambiadores de calor de tubos aletados de Kelvion tienen aplicación en actividades de secado, principalmente en la fabricación de productos en polvo o en grano. Algunos ejemplos de productos de la industria de bebidas son la leche en polvo y el café y el té instantáneos. Los filtros de aire de Kelvion garantizan en este caso un aire puro; por ejemplo, en la producción de sal, azúcar y especias.

Acuicultura

La acuicultura es la crianza controlada de organismos acuáticos como peces, crustáceos, cangrejos y algas. Esta actividad resulta cada vez más importante dada la pesca indiscriminada en los mares. Un alto porcentaje de las instalaciones de acuicultura operan actualmente con circuitos de agua de ciclo cerrado para mantener una máxima independencia respecto de las influencias ambientales y del gran consumo de agua. Los productos de Kelvion permiten un tratamiento muy eficiente del agua.

Abastecimiento y eliminación de agua

La mayoría de procesos productivos de las industrias alimentaria y de bebidas necesitan y consumen agua. Para el tratamiento del agua potable y de redes de saneamiento, Kelvion ofrece soluciones para procesos de sedimentación, esto es, la extracción de sólidos presentes en el agua. Los sistemas de lecho fijo de Kelvion, caso de los filtros de percolación y los reactores híbridos, o los lechos móviles, se utilizan para el tratamiento biológico de aguas residuales.

Kelvion por unos alimentos más numerosos y de mayor calidad

Frutas y verduras frescas y crujientes, alimentos duraderos y nutritivos, y una generosa selección al alcance de un mayor número de personas. La tecnología de Kelvion juega un papel esencial para resolver estos desafíos de los alimentos en su camino hacia el consumidor.

Top
Your browser is out of date. Please update your Browser.
Este sitio web utiliza cookies para garantizar que el usuario obtenga la mejor experiencia posible mientras esté en él. Al visitarlo, el usuario acepta su uso. Más información